Leer Noticia


Medidas urgentes para atender la emergencia social en materia de vivienda

Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo. Amplía la prórroga obligatoria de tres a cinco años, si el arrendador es persona física, o a siete años, si es persona jurídica, Además, se amplía la prórroga tácita, si ninguna de las partes dice nada transcurridos los cinco o siete primeros años, de uno a tres años. Aumenta también a dos meses el plazo de preaviso previsto para no renovar el contrato para el inquilino y a cuatro meses para el arrendador. Por otra parte, los contratos no inscritos vuelven a tener efectos ante terceros, de forma que cuando haya una venta de un piso arrendado, el inquilino quede protegido, esté o no inscrito el contrato en el Registro de la Propiedad.

(BOE 55/2019, publicado el 5 de marzo)       Ver documento

Fuente: BOE

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa